viernes, 26 de mayo de 2017

Javier Valdez Cárdenas: el terror de los narcotráficantes

"El buen periodismo, valiente, digno, responsable, honesto, no tiene sociedad alrededor. Está solo, y eso habla de nuestra fragilidad, por que significa que si van contra nosotros no va a pasar nada" . Así de contundentes resonaban las palabras de Javier Valdez Cárdenas, uno de los periodistas mexicanos que más ha arremetido contra el narcotráfico y que el pasado 15 de mayo fue asesinado por unos pistoleros cerca de RíoDoce, el semanario que fundó en su ciudad natal Culiacán.
Con su dedicación incansable Valdez consiguió ser unos de los profesionales más reconocidos del país a nivel internacional, cubrió de cerca el crimen organizado intentando evitar que cayeran en el olvido historias que creía que merecían ser contadas. Durante años fue reportero del diario Noroeste, después fundó su semanario RíoDoce donde junto con su equipo de periodistas cubrieron acontecimientos como la riña por el liderazgo dentro del cartel del Sinaloa, las guerras que iniciaron los Zetas, los Beltrán y el cártel de Juarez contra la organización del Chapo.
Su último trabajo fue entrevistar a Dámaso López arias "el licenciado" enemigo de los hijos de "el chapo". Después de la batalla encarnizada que mantenían por el liderazgo del cártel de Sinaloa a los hijos del Chapo no les gustó esta entrevista llegaron a amenazar en balde a Valdez para que no publicara su trabajo y su negativa acabó costándole la vida.
No era la primera vez que el periodista miró a la muerte a los ojos. En el año 2009 los narcotraficantes tiraron una granada a la redacción de RíoDoce pero en esta ocasión todo quedo en un susto.
Con su estilo personal de escribir igual que hablaba y siempre partidario de poner cara a la información en lugar de publicar una serie de datos publicó libros como "Malayerba", "MissNarco", "Huérfanos del Narco", "Con una granada en la boca" y "Narcoperiodismo".
Varios son los premios que abalan su trabajo como el Moors Cabot, otorgado en 2011 por la Universidad de Columbia, o el Premio Internacional a la Libertad de Prensa que otorga el Comité para la Protección de Periodistas.
En lo que va de año ya son seis los profesionales de la información asesinados en México siendo en tercer país más peligroso para ejercer la profesión por detrás de Siria y Afganistán. Y es que como ya comentó Javier Valdez "En Culiacán, Sinaloa, es un peligro estar vivo y hacer periodismo es caminar sobre una invisible línea marcada por los malos que están en el narcotráfico y el el Gobierno, uno debe cuidarse de todo y de todos".

Javier Valdez muere con 50 años dejando solas a su mujer y a su hija


martes, 7 de marzo de 2017

Vrankrijk: los okupas que compraron su casa

Cuando luchar contra el sistema es imposible lo único que queda es vencerle jugando con sus propias reglas. Bajo esta premisa los okupas de la casa Vrankrijk (Ámsterdam) decidieron en 1992 adquirir el edificio después de llevar diez años viviendo en su interior.
Si algo caracteriza al movimiento okupa es estar en contra de la propiedad privada, sin embargo, en este caso se recurrió a ella para evitar un mal mayor: la construcción de apartamentos de lujo que se alquilaran o vendieran a precio elevado y así  continuar con la dinámica de especulación del terreno en la ciudad. A cambio los nuevos inquilinos han conseguido que este lugar sea conocido mundialmente como un punto de encuentro en el que, aparte de disfrutar de cerveza a precio asequible y de deliciosos platos veganos, se puede escuchar música punk y debatir sobre globalización.
Sin embargo las actividades políticas de Vrankrijk tienen su lado oscuro y generaron bastante controversia en los años 2002-2003 cuando se encontró allí refugiado al cantante de Kop Juan Manuel Rodríguez acusado por la justicia española de colaborar con el comando Barcelona de ETA. Inmediatamente fue detenido y los okupas de esta casa se vieron envueltos en manifestaciones del Segi, tramo juvenil de la ilegalizada Batasuna, que reivindicaban su liberación y la independencia de País Vasco.

Ilegalización de la ocupación en Holanda

La decisión de los okupas de Vrankrijk fue muy importante para sobrevivir a la situación actual puesto que la ocupación fue ilegalizada en 2010 después de ser una actividad legal durante años y de incluso contar con una ministra de cultura que había pertenecido al movimiento okupa dentro del Gobierno.
Antes del 2010 se podía okupar una vivienda solo con demostrar que llevaba vacía más de doce meses, sin destruir la propiedad y con un mobiliario mínimo. Para evitar que se ocuparan sus propiedades los propietarios recurrían a empresas que alquilaban las viviendas por rentas ridículas a personas sin recursos siempre y cuando estas renunciaran a cualquier derecho y se las pudiera echar en cualquier momento.
A partir de su ilegalización esta actividad ha sido constantemente perseguida llegando a vaciarse hasta 300 edificios en 2012 y muchas de estas personas se han enfrentado a penas de hasta tres años de cárcel.
Lo que empezó en los años 80 como un movimiento protesta por la escasez de viviendas y por la especulación del suelo, cada vez tiene menos simpatizantes, de hecho de las 35 oficinas de ocupación que había en el año 85 en la actualidad solo quedan tres. El consumismo ha dejado su huella en una de las ciudades más liberales del mundo y solo unos pocos valientes siguen la aventura de ser okupa en Ámsterdam.


La casa situada en pleno centro de Amsterdam fue ocupada en 1982 para frenar la especulación


lunes, 15 de agosto de 2016

La era del vacío

¿Qué es lo que motiva al individuo en la actualidad?, el sociólogo francés Lipovetsky responde a está pregunta analizando como han cambiado los intereses personales con respecto a épocas pasadas. Y es que, según el autor de este ensayo solo nos importa todo lo que tenga que ver con nosotros mismos.
En la era postmoderna el culto a la belleza , el adquirir cualidades personales que marquen la diferencia con el resto, el hedonismo y el narcisismo son los nuevos valores sociales, muy alejados de las creencias en estructuras sociales sólidas como la política el trabajo o la familia. Ya no nos importa el desarrollo histórico de nuestro mundo solo nos preocupamos por conocernos a nosotros mismos y darnos a conocer.
Cada vez proliferan más asociaciones donde se juntan individuos con intereses comunes para demostrarnos a nosotros mismos como somos, nos pasamos la vida mirándonos en un espejo sin preocuparnos por conocer a los demás. Hacemos deporte para vernos bien, gastamos dinerales en cremas para mantenernos jóvenes, viajamos para disfrutar y diferenciarnos del resto con nuestras experiencias y todo ello lo plasmamos en redes sociales ya que vivimos para que el resto del mundo vea nuestra vida. El narcisismo marca nuestro día a día ya no nos preocupa el futuro, el fin del mundo o lo que habrá después de la muerte vivimos el aquí y ahora.
Toda esta percepción individualista se puede ver plasmada en el terreno artístico. Más que en ninguna otra época las vanguardias piden de la participación de cada uno de nosotros en la obra y cada persona puede tener una visión distinta lo que pone de manifiesto, una vez más, el individualismo social. Las vanguardias nos muestran obras en las que el autor tiene que explicar lo que quiere trasmitir, una vez más se da importancia a la expresión de un individuo ante una masa anónima. Pese a vivir en un mundo individualista tenemos la necesidad  de informar sobre nosotros mismos si un receptor concreto. El emisor se ha convertido en el foco principal, ejemplo de ello es que escribimos como nos sentimos en una red social mandando ese mensaje al vacío sin saber muy bien quien nos va a leer solo necesitamos soltar a los cuatro vientos nuestro mensaje.
Se puede ver un buen resumen del ensayo de Lipovetsky en este vídeo.

Pasamos la vida intentando conocernos sin  preocuparnos por los demás








domingo, 6 de marzo de 2016

Concepción Rodríguez Valencia, primera minera española

La igualdad entre géneros es una batalla no ganada pero que ha ido obteniendo pequeñas victorias en los últimos años. Que la mujer poco a poco se incorporara al mundo laboral fue complicado de aceptar en su día y más díficil fue aún que se adentrara en sectores en los que la contratación ha sido exclusivamente masculina.
La minería fue un gremio en el que su entrada laboral se ha complicado más y no hubiera sido posible sin la valentía de Concepción Rodríguez Valencia, esta asturiana fue la primera en entrar en una mina en 1996 cuando consiguió que el Tribunal Constitucional aceptara que las mujeres tenían el derecho a trabajar en el sector minero español.
Concepción  empezó su pesadilla en 1985 cuando solicitó una de las 900 plazas convocadas en Hunosa para ayudantes de minería. Los servicios médicos de la empresa y el Instituto Nacional de Silicosis la declararon apta para el puesto de trabajo dentro de la mina. Sin embargo, no fue admitida y todas las plazas fueron cubiertas por varones. La asturiana de complexión fuerte no se conformó ante esta injusticia y decidió denunciar el 21 de octubre de 1987 a la empresa pero la Magistratura del trabajo número 2 de Oviedo denegó su demanda por estimar que no vulneraba el principio de igualdad y que estaba amparada en normas internacionales, tampoco tuvo suerte ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid que confirmó el fallo alegando que "era una medida de protección del género femenino".
A pesar de que todas las puertas se le cerraban Concepción no se dio por vencida y decidió que su caso fuera juzgado por el Tribunal Constitucional. El alto tribunal declaró que la fortaleza física para algunos trabajos debe de exigirse por igual al hombre y a la mujer sin presumir que la mujer es siempre débil y el hombre nunca y así fue como la asturiana consiguió su ansiada plaza dentro de la mina en 1993,ocho años después de su denuncia.
Que el máximo representante de la Constitución desestimara las arcaicas leyes europeas que consideraban a la mujer un ser indefenso que debía de vivir entre algodones y que era incapaz de realizar ciertos trabajos ayudó a que muchas se adentrarán en sectores cuya plantilla era claramente masculina. En 1996 cinco mujeres más bajaron a la mina a trabajar y poco a poco muchas más formarían parte de este sector aunque según los datos facilitados por el Ministerio de Industria en el 2010 tan solo 300 de los 7000 trabajadores que configuran el sector minero son mujeres.
Después de tener que soportar que le cuestionaran que haría en la mina cuando tuviera la regla Concepción en la actualidad forma parte del movimiento de mujeres del carbón y protesta junto a sus compañeros y compañeras por los recortes que tuvo su sector en 2013. Ahora sí, por fin la minería tiene cara de mujer.

Concepción Rodríguez Valencia después de ocho años de lucha consiguió que la mujer tuviera su sitió en la minería española



viernes, 11 de diciembre de 2015

Cartas en la noche

Las redes sociales, los whassap y, en definitiva, el ritmo de vida que acostumbramos a llevar han conseguido que nuestra comunicación sea diferente a la de antaño, siempre más impersonal pendientes de un estado o de una última conexión para saber si esa persona está disponible.
Hoy en día sería impensable pararnos a escribir una carta con su ortografía correcta sin acortar palabras y con la cual la respuesta no fuera inmediata, pero hubo un tiempo en el que existían, en el que la gente se sentaba delante del papel y contaba como le iba la vida con detalles y sin monosílabos, en el que se dejaban ver sentimientos por debajo de la tinta de esta forma muchas de estas misivas dan forma y nos muestran lo que fue la historia real de aquel tiempo.
Para acercarnos y asomarnos a lo que fue este modelo comunicativo llega el blog Cartas en la noche un conjunto de cartas de diferentes contenidos que nos ayuda a comprender los sentimientos de las personas que vivieron en diferentes etapas.
 La recopilación epistolar que realiza su autor, Carlos Morales, esta dividida por varias partes: cartas de amor de personajes celebres, de condenados a muerte, de escritores suicidas,  ficticias de obras literarias, de la guerra civil española, del holocausto,  en la guerra, morales, políticas y hasta pornográficas. De tal forma que cada persona puede encontrar diferentes contenidos según lo que le apetezca leer.
Lo que se quiere dejar ver en está página no son fechas ni acontecimientos más bien son sentimientos a flor de piel, en definitiva otro modelo de comunicación que explora más el alma de lo que estamos acostumbrados.




martes, 17 de noviembre de 2015

Solos en la madrugada

Hay momentos en la historia en los que se cambia de rumbo, en los que el mundo se pone patas arriba y toca volver a empezar, levantarse y caminar sin mirar atrás. Si hacemos memoria, o los más jóvenes escuchamos más a nuestros mayores, no hace tantos años vivimos en nuestro país una de esas etapas, después de treinta y siete años de dictadura franquista llegó la transición como aire fresco para los españoles que vivían sumidos en una sociedad cerrada, oscura, carente de libertadas en la que el hermetismo cultural campaba a sus anchas.
Un papel fundamental en la difusión de los nuevos cambios sociales lo tuvo la radio y la televisión. En la película "Solos en la madrugada" José Luis Graci quiso homenajear esa radio nocturna que acompañó durante esos inciertos años a un montón de almas confusas que aceptaban poco a poco con recelo y miedo los primeros cambios de una sociedad democrática.
La película se centra en la vida del locutor José Miguel García Carande periodista de éxito cuyo programa radiofónico sobre confidencias nocturnas es líder de audiencia. El contenido del programa refleja en gran medida los sentimientos del protagonista, inmerso en una profunda soledad víctima de cambios y vaivenes en su vida que no logra entender, pero también refleja el sentir de una sociedad que se enfrenta por si misma a una vida llena de libertades que poco a poco tiene que asimilar dejando atrás un oscuro pasado.
Lo que más llama la atención son los monólogos del protagonista que invitan a la reflexión de oyente, es así como nació un nuevo periodismo dedicado a curar la soledad de sus oyentes y a guiar de alguna forma sus conductas a la hora de enfrentar sus problemas, en esta línea aparecieron después programas como el consultorio de Elena Francis o el más que conocido Hablar por hablar.
Os dejo un enlace del monólogo final que dice mucho lo que fue el pensar de esa época y lo que fue la llegada de la democracia y sobre todo la llegada de la libertad en este país. Último monólogo de la la película.






martes, 25 de agosto de 2015

Tarta fría de piña y coco

Con estos calores la cocina es como el sol cuanto más lejos mejor. Pero siempre se puede hacer una excepción y si lo que nos apetece es dulce las tartas frías son la mejor opción.
La receta que os escribo hoy esta inspirada en el clásico pastel de queso frío, ese que se hace en un momento y que todo en mundo adora, con dos ingredientes que la hacen aún más veraniega: el coco y la piña.


INGREDIENTES

250 g de galletas digestive
100 g de mantequilla

300 ml de leche
300 ml de nata para montar con 35 % de materia grasa
300 g de queso para philadelpia
2 sobres de cuajada
1 bote de piña natural de 250 g o piña natural
1 bolsa de coco rallado
200 g de azúcar

- Hacer polvo de galletas para la base bien con ayuda de una batidora o si no se tiene se trocean las galletas se metes en una bolsa para congelar cosas y se aplastan con un rodillo o con una botella.
- Poner el polvo de galleta en un bol, añadir la mantequilla y mezclar hasta que tenga la textura de tierra mojada.
- Ir poniendo la mezcla en el molde hasta terminar la base y meterla en la nevera.
- Triturar la piña con la batidora y el coco
-Diluir los sobres de cuajada con un poquito de leche fría
- Ponemos a calentar la leche y la nata en un cazo cuando este caliente añadimos el queso se mezcla todo y no se puede parar de remover hasta que se funda.
-Después se le añade los sobres de cuajada, el azúcar y el puré de piña y coco.
- Se vierte con cuidado en el molde sobre la base de galletas y se deja enfriar mínimo cinco horas y mejor hacer de un día para otro.