domingo, 24 de junio de 2012

Pasión por el chocolate

Que el chocolate es un vicio es un hecho. Aunque nos salgan granos y michelines con él, es uno de los placeres de la vida del que no deberíamos prescindir.
 Aunque para todos aquellos aficionados a comer este dulce la operación bikini se convierte en misión imposible, algunos científicos dicen que es un antidepresivo natural y que en determinadas circunstancias viene bien para levantar el ánimo. No se si será cierto, pero la vida parece más sencilla con un helado de chocolate en la mano.
Como no podía ser de otra manera, he apostado por una tarta para darle la bienvenida al verano, una de la clásicas: la tarta de tres chocolates.
Aquí tenéis la receta para que triunféis en algún cumple.

INGREDIENTES

150 g de chocolate negro
150 g de chocolate con leche
150 g de chocolate blanco
750 ml de nata liquida
750 ml de leche
3 sobres de cuajada
125 g de azúcar
Medio paquete de galletas digestive
150 g de mantequilla


ELABORACIÓN

1. Aplastamos la galletas con un rodillo o con lo que tengamos a mano hasta tener polvo de galleta
2. Derretimos la mantequilla en el micro hasta que este liquida
3. Mezclamos el polvo de galleta con la mantequilla hasta que quede una pasta
4. Untamos mantequilla en la base de un molde desmontable y cubrimos esta base con la pasta de galleta obtenida, para ello podemos usar una lengua o una cuchara, hay que apretar bien para que quede uniforme.
5. Metemos al horno previamente calentado 15 minutos a 180 º
6, Partimos el chocolate negro en trozos y lo derretimos a fuego lento en un cazo junto con 250 ml de leche y 250 ml de nata. Cuando empiece a estas caliente vertemos un sobre de cuajada y 75g de azúcar. Retiramos del fuego justo antes de que hierva.
7. Un vez que tenemos la masa de galletas horneada, vertemos el chocolate negro encima con mucho cuidado y muy despacio.
8. Partimos el chocolate con leche en trozos y lo derretimos a fuego lento en un cazo junto con 250 ml de leche y 250 ml de nata. Cuando empiece a estas caliente vertemos un sobre de cuajada y 50 g de azúcar. Retiramos del fuego justo antes de que hierva.
9. Vertemos encima del chocolate negro muy despacio para que no se mezclen los chocolates.
10. Partimos el chocolate blanco en trozos y lo derretimos a fuego lento en un cazo junto con 250 ml de leche y 250 ml de nata. Cuando empiece a estas caliente vertemos un sobre de cuajada . Retiramos del fuego justo antes de que hierva.
11. Vertemos encima del chocolate con leche sumamente despacio para que no se mezcle.
12. Se deja enfriar 10 minutos fuera y después se deja en la nevera toda la noche.
13. Cuando este fría se decora, yo he utilizado unos corazones de chocolate que encontré de la marca Doctor Edcker pero se puede hacer de miles de formas.


Este es el resultado.






lunes, 18 de junio de 2012

Cups Cake perfecto

En este mundo tan soso en el que vivimos, donde todo se hace en serie, ser creativo es una gran virtud. Pero este don es más valioso cuando quien lo posee puede hacer cosas maravillosas con elementos simples. Este es el caso de los cupcakes, pequeñas tartas individuales de la cocina americana decoradas de forma más delicada y sublime que se pueda imaginar.
La receta en sí es bastante sencilla, lo verdaderamente complicado es decorarlos y hacer algo verdaderamente original y diferente. Alma en su blog "objetivo cupscake perfecto" nos enseña como con poquito se puede hacer mucho, y que la creatividad del artista es la nota discordante que marca la diferencia en su trabajo.
La historia de Alma y sus Cupscake comenzó mientras que hacía una tesis en Alemania, un país sombrío donde hace muchísimo frío para salir a pasear, asi que aprovecho su tiempo libre en hornear cupcakes. Fue en este momento en el que descubrió que hacer postres era su gran pasión y se formo en Inglaterra en varios talleres de decoración de tartas y cupscakes. Ahora está en Madrid y, además de disfrutar en la cocina como una niña pequeña, imparte varios cursos de diferentes niveles donde enseña a todo el que quiera los secretos de estas pequeñas obras de arte de la repostería.
Cupscake con frosting bicolor, cupscake de chocolate con churros, cupscake monstruo de las galletas, cupscakes de coca cola, cupscake de cafe de caramelo todos estos entre otras son algunas de las recetas que podemos encontrar en su blog.
La originalidad del trabajo de esta pequeña artista no ha pasado inadvertido para los medios de comunicación. De hecho, Alma tuvo hace poco su pequeño momento de gloria en la pequeña pantalla hace poco en Canal Cocina. Anteriormente su trabajo también ha sido publicado en prensa, en concreto, en el suplemento dominical de El País.
La receta del éxito de Alma es conseguir que lo que te ilusiona y te gusta forme parte de tu vida y eso si que es todo un placer.
Las fotos son prestadas de su blog al que podeís acceder aquí.



viernes, 1 de junio de 2012

La genuina New York Cheesecake

Cuando hablamos de Nueva York se nos vienen a la mente muchas cosas: rascacielos, la quinta avenida, la Estatua de la Libertad y como no el 11 S y la desgracia de las Torres Gemelas. Sin embargo, nadie piensa que en esta ciudad, donde se vive a un ritmo vertiginoso, tengan un postre típico, pero si, lo tienen y además ha llegado a ser mundialmente famosa se tarta de la New York Cheesecake.
La tarta de queso de la ciudad de los rascacielos se sirve en miles de restaurantes y en cada país se le da un toque diferente, ya que es una receta muy versátil que da lugar a miles de tartas diferentes.
La receta tradicional de este postre es la siguiente:

INGREDIENTES

150 g de galletas digestive
100 g de mantequilla
2 tarrinas de queso crema
250 gramos de nata
3 huevos
1 yogur griego
ralladura de limon
3 cucharadas de maicena
Mermelada de frambuesa,arándanos o fresa

1 Trituramos las galletas hasta obtener polvo de galleta. Se meten en una bolsa y con un vaso, rodillo, botella o lo que más rabia os de las machacáis.
2 Derretir la mantequilla en el micro y mezclar con el polvo de galleta
3 Cubrir el molde desmontable con mantequilla y harina y poner en la base la mezcla de mantequilla y galleta
4 Ahora podemos elegir que hacer: meter el molde a la nevera para que se enfríe nuestra base o meterla al horno 15 minutos a 180º para que se dore. De la primera forma queda más blanda la base y hay que tener más cuidado al verter la crema de queso porque si la echamos de golpe se nos puede romper la base, de la segunda forma queda más crujiente.
5 Se pone a precalentar el horno a 180 º y se va preparando la crema
6 Se pone en un bol el queso y se van añadiendo los huevos uno a uno y se mezclan lo suficiente para que se integren, se añade el yogur, la ralladura de limón, la nata y las tres cucharadas de maicena. Se mezcla todo bien hasta que se integre si es necesario con batidora.
7. Se vierte sobre la base de galletas y se lleva al horno 10 minutos a 180º y 45 minutos a 110.
8. La textura tiene que parecerse a la de un flan y si pinchamos un palillo tiene que salir más o menos limpio.
9. Un vez hecha se apaga el horno y se deja dentro con la puerta entreabierta hasta que se pueda sacar del horno con las manos sin quemarnos
10. Después se lleva a la nevera y se deja enfriar mínimo 6 horas
11. Se saca de la nevera y se cubre con la cobertura de mermelada.
 Y ya está toda un delicia.