martes, 25 de septiembre de 2012

Bizcocho de melocotón invertido

La jugosidad que le da la fruta a los bizcochos en única. La pena es que no siempre encontramos en el mercado a precio asequible lo que queremos para hacer una maravillosa tarta. Sin embargo, todo tiene solución, o por lo menos algo que nos hace la vida más fácil, en este caso son los botes de melocotón en almíbar la respuesta.
Como quería hacer algo un poco original con esta fruta me decanté por un pastel invertido. Me explico, se hace como una tarta normal pero empezando por la parte de arriba y terminando por la de abajo.

INGREDIENTES

Caramelo
150g de azúcar
gotitas de limón

Bizcocho
1 bote de kilo de melocotón
250g de harina
150g de azúcar
3 huevos
1sobre de levadura
azúcar avainillado

PREPARACIÓN

1 Se engrasa un molde con mantequilla y se enharina para evitar que se nos pegue el bizcocho
2 Se precalienta el horno a 170º
3 Se echan los 150 g de azúcar en una sartén junto con unas gotitas de limón y a fuego lento se hace el caramelo
4 Se extiende el caramelo por el fondo del molde
5 Se colocan los melocotones al fondo del molde encima del caramelo
6 Se mezclan los huevos con el azúcar hasta que la mezcla sea uniforme
7 Se tamiza la harina y se mezcla con la levadura y el azúcar avainillado
8 Se mezclan todos los ingredientes hasta que la mezcla sea homogénea
9 Se echan varias cucharadas de almíbar de melocotón
10 Se vierte de la mezcla en el molde encima de os melocotones y el caramelo y se hornea todo 40 minutos depende del horno.
11 Se pincha el bizcocho con un cuchillo y cuando este sale limpio se saca del horno y se desmolda cuando esta caliente todavía para que no se quede duro el caramelo


Este es el resultado





viernes, 14 de septiembre de 2012

El glamour de la naturaleza

El verano ha llegado a su fin, y las vacaciones de algunos por desgracia también. Así que, para hacer que la espera del merecido descanso del año que viene sea más breve y que la despedida del buen tiempo no sea tan amarga se me ha ocurrido una idea: soñar con un destino idílico al que quizás nunca vaya, o si, quien sabe todo depende del euromillón.
Como la idea es buscar algo diferente y descansar en un lugar único he pensado huir de aquellos hotelazos de lujo super vanguardistas y exclusivos que terminan siendo tan incómodos y buscar un sitio que se integre en el entorno natural, destacando aún más la belleza de un paisaje único, sin renunciar, claro está, al glamour y la exclusividad.
¿Implosible?. Aquí os pongo unas cuantas propuestas que demuestran que mi sueño se puede hacer realidad con dinero en el bolsillo por supuesto.

1 Un hotel en los árboles

Ya lo dijo Jaques Costeau " la guerra del futuro será entre aquellos que protegen la naturaleza y los que la destruyen. No debemos dejar que el Amazonas haga más cosas por nosotros debemos proteger lo que ya es", y bajo este emblema Francisco Ritta Bernardino se decidió a construir el Ariau Amazón Towers.
Un hotel a 35 kilómetros de Manaus, Brasil, cuyas suites, más conocidas como "Tarzan Hauses,s" están situadas el las copas de los árboles a 20 metros de altura unidas por una serie de puentes y plataformas de 8 km que las unen con los apartamentos, piscinas, restaurantes y torres que configuran el resto del complejo.
Como ya os adelantaba, este pequeño paraíso no es lugar para pobres, ya que entre las personalidad que han disfrutado de él se encuentran: el Principe Carlos, Bill Gates y Susan Sarandon.



2 Cena en una cueva

Aunque parezca lo contrario no se trata de volver a la Prehistoria y comer como un troglodita. De hecho, la idea es bastante más sofisticada, romántica y como no, cargada de glamour.
El Grotta Palazzese es un hotel de Polignano a Mare, una región del sur de Italia, cuyo restaurante esta dentro de una cueva en un acantilado a tan sólo 20 metros sobre el nivel del mar. La iluminación tenue del lugar, la maravillosa vista y como no sonido de las olas como música de fondo hacen de este pequeño rincón un lugar mágico.
La decoración tanto del restaurante como del hotel es una maravilla, ya que conservan ese sabor tradicional de pueblo antiguo europeo del siglo XVIII.
El pequeño inconveniente que hace que este lugar sea aún más exclusivo es que solo puede visitarse de mayo a octubre, puesto que al estar tan cerca del mar al subir la marea es imposible dar servicio en otras fechas.

Este es el interior del restaurante con vistas al mar de Grotta Palazzese


3º De camping por Kenia

En pleno corazón de África tenemos la reserva natural Masai Mara y en ella esta el hotel Richard,s Camps. Este complejo se compone por pequeñas tiendas de campaña equipadas con todo lujo de detalles, incluso cuentan con paneles solares para que las necesidades energéticas del hotel no dañen el medio ambiente.
Este lugar es el paraíso para lo amantes de la naturaleza en su estado más puro. De hecho, es un alojamiento ideal para aquellos que quieran vivir la experiencia de un safari en el continente, donde entre otro animales podrán ver: leones, cebras, elefantes, rinocerontes y búfalos africanos.
Pero si lo que preferimos descansar el hotel cuenta con jacuzzi con vistas hacia las praderas y de maravillosas tardes frente a la hoguera donde se sirve barbacoa.