sábado, 28 de diciembre de 2013

Amal Ramsis: "la revolución en Egipto continúa"

Cuando todo está prohibido, cuando cualquier derecho es vulnerado el pueblo se levanta y protesta. Tras 30 años de férrea dictadura los egipcios se lanzaron a la calle para exigir sus derechos, cansados de tanta censura pidieron a voces que el régimen dictatorial del presidente Mubarak cesara y hubiera elecciones.
En ese momento en el que estallaron la revueltas en El Cairo, la directora de cine egipcia Amal Ramsis preparaba en su estudio un documental que precisamente hablaba de todo lo que está prohibido en su país. La propia realidad escribió el final de su proyecto. La cineasta salió a la calle y plasmó las revueltas y las reivindicaciones de su pueblo.
El papel que las mujeres tuvieron en la plaza de Tahrir fue inusual en la historia de Egipto ya que protestaron de forma igualitaria junto con sus amigos o familiares e incluso solas. Pero dos años después se puede decir que los problemas en Egipto no se ha acabado que la lucha por la libertad continúa.
Amal Ramsis es de las pocas mujeres en Egipto que tiene estudios, y de las pocas que se ha atrevido levantar la voz para cambiar la realidad de su país. Esta egipcia estudió derecho, profesión que ejerció durante tres años y que dejó cansada de la corrupción que había en su país. Llegó al mundo del cine con treinta años con su proyecto "Solo sueños", un documental que habla de la presión que vive la mujer árabe en su día a día huyendo de estereotipos, ya que tal como refleja su autora "el velo no es el principal problema en Egipto, la falta de protección en el ámbito laboral, las desigualdades o el desamparo en cuestiones sociales si son temas más importantes".
La lucha por los derechos de la mujer de esta cineasta no termina en las fronteras de su país. Ramsis puso en marcha el proyecto "Entre cineastas" una caravana de cine donde se reflejan las dificultades que tienen las mujeres en el mundo árabe pero que también comparten con otras de lugares lejanos como las latinoaméricanas.
Las mujeres que levantan la voz desde cualquier ámbito para reclamar sus derechos, que nos hacen comprender como es su día a día y lo cansadas que están de soportar unas leyes que no se merecen son las protagonistas en el trabajo de Amal  Ramsis y las que algún día podrán decir que escribieron un capítulo en la historia de su país.

La cineasta egipcia Amal Ramsis se echó a la calle en las revueltas de la plaza de Tahrir para reflejar la realidad de su país




lunes, 2 de diciembre de 2013

Dieta económica y ecológica ¿es posible?

Son muchos los expertos que aconsejan incluir alimentos ecológicos en nuestra dieta. Y es que, comer un tomate que ha crecido en la rama tomándose su tiempo a uno que lo ha hecho en un mes, o comprar un pollo que corre por el campo en libertad a optar por otro engordado en granja inflado de hormonas, da a la larga beneficios importantes para la salud y nos ayuda a ser más respetuosos con los animales y con el medio ambiente.
Es obvio que un alimento que no es tratado con ningún producto químico hace que nuestro cuerpo absorba mejor los nutrientes y que no llegue a convertirse en un almacén de residuos tóxicos. Sin embargo, también es una realidad que, aunque España es una de los países que más productos ecológicos produce, sólo suponen el 1% del mercado alimentario español.
Son varias las razones por las que las cifras de consumo de estos maravillosos alimentos son tan bajas. La principal es que la diferencia de precios de productos convencionales a los ecológicos es del 75%. Sin embargo, en países como Alemania este porcentaje es del 9%, por eso se explica que su consumo sea mayor que el nuestro, la sociedad pueda estar más concienciada y haya más establecimientos que vendan alimentos ecológicos.
A pesar de los pesares, cada vez hay más gente preocupada por el impacto medioambiental de los pesticidas y fertilizantes de la producción convencional de alimentos, y que valora .más su salud y su dieta por encima de todo. De hecho, el mercado de este tipo de productos no para de crecer. Según un estudio realizado por la consultora Everis, el aumento de alimentos ecológicos es del 12% anual hasta el 2020, ya que el 65% de la población asegura que le gustaría que en su carro de la compra diario hubiera productos más respetuosos con el medio ambiente y con su salud.
Una buena alternativa, si lo que queremos es comer más sano y que nuestra cocina sea sostenible sin arruinarnos en el intento, podemos optar por lo que se denomina una cocina de proximidad. Se trata de elegir alimentos que se han cultivado en tierras cercanas y que son de temporada. De esta forma se ahorra toda la contaminación derivada del transporte y los fertilizantes y productos que se utilizan en un invernadero para tener de todo todo el año.
Otro truco es huir de las grandes superficies e ir directamente a comprar a los productores. Aunque sea más pesado, nos aseguramos un producto de calidad al mejor precio y sin intermediarios que se enriquecen a nuestra costa.
Siempre se puede llegar a un punto medio entre lo sostenible y saludable y lo que nuestro bolsillo en tiempos de crisis se puede permitir. Solo hay que ser más considerado con lo que consumimos.





   

lunes, 11 de noviembre de 2013

Cookies de chocolate

Otra de las joyas de la gastronomía americana, tan maldecida por el aporte de calorías en sus recetas, son estas deliciosas galletitas.
Puedo afirmar bien alto que si hay una receta que lo tenga todo es la de las cookies: son fáciles y rápidas de hacer, están deliciosas, y no son necesarios muchos ingredientes.
Aquí os va la receta:

INGREDIENTES 
225 gr de mantequilla a temperatura ambiente
150 gr de azúcar blanco
160 gr de azúcar moreno
2 huevos
420 gr de harina
1 cucharadita pequeña de bicarbonato
una pizca de sal
270 gr de gotas de chocolate
Una cucharada de vainilla en pasta
También quedan muy ricas con nueces

ELABORACIÓN

Mezclar la mantequilla con los dos tipos de azúcar hasta que esté integrado
Añadir los huevos e integrarlos uno por uno
Añadir el harina tamizado, el bicarbonato, la sal y cuando esté todo integrado añadir las gotas de chocolate y la vainilla.
Preparar la bandeja de horno con papel de hornear
Hacer pequeñas bolitas del tamaño que se quiera (yo utilizo el aparatito para hacer bolas de helado)
Meter al horno a 180º, precalentado minutos antes, unos 10 15 minutos hasta que se doren.





lunes, 21 de octubre de 2013

Burbujitas

Los niños son el futuro, si nos preocupamos por la educación de los menores podremos hacer frente a las lacras sociales que nos amenazan. Sin embargo, aunque la sociedad es consciente de que una buena formación es primordial para su desarrollo personal y profesional, cada vez el Gobierno recorta más en educación y priman más intereses económicos que su aprendizaje.
Sea como sea, la enseñanza de los más pequeños es un tema que preocupa, y por ello, no son pocos los blogs que se dedican a dar consejos a padres y a profesores. De entre todos, el que más me ha llamado la atención es Burbujitas.
La construcción de este blog es muy sencilla, de tal manera que con tan sólo echarle un vistazo podemos leer mucha información muy bien explicada. Temas como los miedos infantiles, la influencia de los medios de comunicación en los más pequeños o cómo enseñarles a respetar el medio ambiente, son tratados en varios post.
La principal virtud de este blog es la sencillez. Los consejos que da se escriben de forma práctica sin recurrir a términos psicológicos complejos. Por ello, es una gran guía para padres pero también puede ser de ayuda para docentes que preparan su clase, ya que hay juegos y consejos de como enfocar diferentes temas para que los niños puedan entenderlos y asimilar lo que se les intenta explicar.

Esta es una de las imágenes con las que se ilustra este blog


viernes, 23 de agosto de 2013

Inés y la alegría

"La Historia inmortal hace cosas raras cuando se cruza con el amor de dos cuerpos mortales", esta conclusión a la que llega Almudena Grandes en su novela "Inés y la alegría" es la clave para entender porque sucedieron los acontecimientos que posteriormente narra la autora, pero también es el nexo de unión entre la Historia que los libros de texto nos cuentan y los pequeños relatos de la gente que vivió en aquel tiempo, los verdaderos protagonistas.
Inés y la alegría es una novela basada en un hecho histórico poco conocido como fue la invasión del Valle de Arán en 1944. En plena  efervescencia de franquismo un ejército entero de soldados republicanos, procedentes del sur de Francia, se adentran en el Valle de Arán con un único pensamiento: derrotar a Franco y volver a instalar la República.Sin embargo, la realidad con la que se encuentran es muy diferente, los españoles ya no son los que eran cuando se exiliaron. España entera estaba muerta de miedo, más preocupada en sobrevivir día a día y de llorar a los muertos que la Guerra Civil  dejó en el camino.
La historia que nos presenta Almudena Grandes es la de los perdedores. La de aquellos que se tuvieron que ir, luchar contra los nazis en una guerra que no era la suya, que anhelaban volver para cambiar las cosas y a los que su propio partido les dio las espalda jugándose la vida por "castillos en el aire".
Aunque parezca mentira, no es otra cosa que el "amor de dos cuerpos mortales" y la traición las que hicieron posible la invasión de Valle de Arán. La dirección del Partido Comunista en Francia la llevaba Carmen de Pedro, una joven ilusa, manejable y sin aspiraciones que se enamoró locamente de Jesús Monzón, un oportunista con las ideas claras que sólo quería quitarle el poder para conseguir sus ambiciones. Y lo logró, Jesús dio su golpe, pero le dieron la espalda, simplemente porque no era el momento. El Partido Comunista se desentendió de la invasión y la pararon, puesto que la coyuntura internacional no era la propicia, y Franco por su parte se puso nervioso y lo ocultó a la sociedad a toda costa. Por ello,este episodio de la historia de España apenas se conoce y la autora hace una reconstrucción personal de los hechos.
En este contexto, como no podría ser de otra manera en una novela, la ficción se mezcla con la realidad y Almudena Grandes nos presenta la historia de Inés, una niña rica que se ve por azar sola en plena guerra y que se encuentra a si misma dentro del bando republicano  y Galán un minero asturiano que luchó en el bando perdedor en la guerra.
 En cuanto se conoce al personaje de Inés la novela engancha. La protagonista encarna la imagen de la libertad, una heroína que galopa a caballo para apoyar la invasión del Valle de Arán con toda su voluntad y cinco kilos de rosquillas. Inés es torturada, encarcelada y encerrada después por su hermano falangista pero su ilusión por luchar por un futuro mejor y ser libre es infinita.
La figura de Galán encarna la lucha por un ideal. Con este personaje la autora da a conocer como fue la vida de un comunista en el exilio sus sentimientos, sus añoranzas,y nos presenta el mundo del espionaje que se llevo a cabo en la etapa franquista por parte del Partido Comunista.
Con sus luces y sus sombras, en esta novela se refleja muy bien la lucha de los comunistas durante décadas, la vida en la clandestinidad que llevaban, pero sobre todo nos da una lección: la ilusión y la esperanza mueve montañas, y la unión siempre hace la fuerza.

Guerrilleros en el Valle de Arán

















martes, 28 de mayo de 2013

Pizza casera

Cuando pensamos en comernos una pizza, la mayoría de las veces queremos algo rápido y fácil de preparar. Sin embargo, hacerla a mano es bastante más complejo de lo que parece a simple vista y cuando se hace en casa se escapa de lo que denominamos comida basura para convertirse en un alimento completo.
El origen de este plato mundialmente conocido es Nápoles. En esta ciudad empezaron a consumirse por las clases más humildes las primeras pizzas, bastante más sencillas de las que conocemos hoy en día.
En la actualidad las pizzas han perdido las connotaciones de plato económico saludable para convertirse en uno de los estándares de la comida basura. Sin embargo, esto cambia si nos ponemos manos a la masa y la hacemos nosotros mismos.

INGREDIENTES

250 g Harina especial para pizzas (con levadura de panadería)
una cucharadita de sal (5 g)
125 ml de Agua
2 cucharadas de Aceite de oliva
Tomate frito (al gusto)
Mozarella (al gusto)
Jamón de York y Champiñones al gusto

ELABORACIÓN

Se mezcla en un bol el harina con el agua y cuando se integre se mezcla con la sal y en aceite y se amasa durante 5 minutos con las manos.
Se deja reposar media hora a temperatura ambiente
Se enharina una superficie lisa y el rodillo hasta obtener el grosor deseado
Después colocamos la masa en un molde para pizzas o en su defecto la cortamos poniendo un plato redondo encima de la masa
Pintamos la bandeja del horno con aceite y ponemos la masa encima
Echamos encima de la pizza el tomate, la mozzarela, el jamón de york y los champiñones
Precalentamos el horno a 200º y cuando esté caliente la horneamos durante 20 minutos
 Y este es el delicioso resultado


Pizza natural con masa hecha en casa






sábado, 11 de mayo de 2013

La minifalda de Mary Quant

Hay mujeres que dejan huella, que su paso por la historia no puede ser ignorado y que con su trabajo consiguieron cambiar la vida de generaciones enteras. Es el caso de Mary Quant, más conocida como la diseñadora de la minifalda.
Mary abrió su primera tienda en Londres "Bazzar" dedicada sobre todo a la moda juvenil. Su idea era que las hijas no vistieran igual que sus madres, que tuvieran su propia identidad, así que pronto diseño su propia  ropa, sin apenas experiencia como modista. Eran diseños frescos llamativos coetáneos a sus clientes y sobre todo asequibles para los jóvenes. Medias altas hasta la rodilla, jerseys ceñidos acanalados y sobre todo la minifalda, un prenda que marcó un antes y un después en la moda femenina y que conseguiría que las mujeres fueran un poquito mas libres.
Los diseños de Mary Quant fueron exportados a Estados Unidos y consiguieron ser populares por todo el mundo, de tal forma que marcaron tendencia durante los años 60. Es por ello que esta diseñadora consigue  en 1966 ser nombrada miembro de la Orden del Imperio Británico por su contribución a la industria de la moda.
La primera falda corta estuvo inspirada en el automóvil Mini y su aparición no fue plato de buen gusto para muchos sectores sociales. De hecho, en algunos colegios ingleses se expulsó a muchas alumnas por usar esta prenda. En España su uso, como no podía ser de otra forma, se retrasó un poco, de hecho, no fue hasta la muerte de Franco cuando la minifalda empezó a hacer su aparición mostrando las piernas de prestigiosas artistas como Cocha Velasco o Laura Valenzuela.
Hoy en día la historia se repite al otro lado del mundo. En Uganda las mujeres que osen llevar minifalda serán encarceladas puesto que "incitan violaciones y enseñan partes de su cuerpo indecentes", según declaró esta semana Simon Lokodo, ministro de Asuntos Éticos del país. Por lo que se ve quedan muchas batallas que ganar.
A pesar de los pesares, y de resistir las criticas de sus detractores. Este símbolo de la revolución sexual femenina siguió adelante y hoy es una parte importante de nuestros armarios. El mayor mérito de Mary Quant fue, como en una ocasión mencionó The Sunday Times, "ser afortunada por haber nacido en el momento justo, en el lugar. y con el talento adecuado". 
La diseñadora londinense fue propietaria de dos boutiques en Londres y sus diseños marcaron huella durante la década de los 60.




sábado, 13 de abril de 2013

Un día en el Polo

Viajar, conocer otras culturas o ver rincones del mundo de ensueño son unos de los placeres de la vida de muchas personas. Para aquellos que les gusta moverse y siempre están planeando algún viaje, o simplemente si lo que os gusta es soñar con lugares muy diferentes que quizás nunca visitéis, un día en el polo es vuestro blog.
En esta página podéis encontrar información útil sobre Estados Unidos, Islandia, Polonia entre otros países, y todo contado de forma sencilla, como si un amigo te diera consejos antes de viajar.
Otro de los aspectos positivos a destacar de este blog son sus fotografías y el diseño, de tal forma que hace que la página sea muy atractiva y fácil de navegar por ella.
La forma de viajar que plantean los creadores de Un día en el polo es sencilla y sin grandes lujos, orientada sobre todo para gente joven, y los destinos de los que hablan son los que han realizado ellos mismos.
Si queréis saber más sobre esta página pulsa aqui .

 Un día en el polo

sábado, 30 de marzo de 2013

Magdalenas caseras con aceite de oliva

Se que lo típico de estas fechas son las benditas torrijas. Pero si queréis otra opción para desayunar mañana que se escape de este tópico tan rico, pero tan empalagoso, pringoso y díficil de hacer, una alternativa son las clásicas magdalenas de toda la vida.
En esta ocasión me he decantado por hacerlas con aceite de oliva, porque son más sanas y le dan un sabor "castizo" muy especial, sin embargo, hay quien odia este ingrediente para la repostería por que les aporta demasiado sabor a los dulces. No hay problema se sustituye por 150 g de mantequilla o medio vaso de aceite de girasol y en paz.

Ingredientes

4 Huevos
250 gr de azúcar
200 gr de harina
1/2 de aceite de oliva
1/2 vaso de leche
1 sobre de levadura química (tipo royal)
una cucharadita de esencia de vainilla (es opcional se puede hacer sin ella o utilizar otra esencia que os guste)


Elaboración

Precalentamos el horno a 180º
Se baten los huevos junto con el azúcar con batidora con varillas eléctricas hasta que se integre
Se añaden poco a poco el aceite y se vuelve a batir.
Se tamiza el harina, se vierte encima el sobre de levadura y se mezcla con un tenedor
Se va añadiendo poco a poco la harina y la levadura a los huevos y el azúcar y se mezcla
Un vez mezclado añadimos la leche y la cucharadita de esencia y volvemos a mezclar.
Colocamos las cápsulas de magdalenas en un molde apropiado o en su defecto en flaneras
Vamos llenando los moldes hasta las 3/4 partes de la cápsula
Las metemos en el horno 1/4 de hora a 180 º

Estas magdalenas son muy esponjosas pero sobre todo muy sanas


jueves, 31 de enero de 2013

Granjas verticales: cultivos en las alturas

Vivir en una gran ciudad no siempre tiene ventajas, es más, el que la mayor parte de las personas se decanten por las grandes urbes como lugar de residencia puede ocasionar muchos problemas. Entre otros, uno de los que más preocupan es el abastecimiento de los alimentos.
Aunque pueda parecer mentira, puede llegar el momento en que sea bastante complicado obtener productos frescos. Ya en 1999 el profesor de ciencias medioambientales y microbiología de la Universidad de Columbia, Dickson Despommier, empezó a plantear este problema. Según refleja su estudio sobre la tendencia del crecimiento urbano, en el año 2050 el 80% de la población vivirá en ciudades, por lo que las zonas rurales dedicadas a cultivos se reducirán lo que dificultará mucho el abastecimiento de hortalizas y frutas de todos los ciudadanos de una gran urbe.
La solución a este problema, aunque puede parecer complicada, en realidad es más sencilla de lo que parece. Si las personas viven en las ciudades la agricultura deberá de estar cerca de ellas, y si se necesita más tierra para cultivar, ¿por qué no hacerlo a lo alto en vez de a lo ancho?. De esta forma se reduce CO2 al evitar el trasporte de las hortalizas y se palia, en gran medida la deforestación para la explotación agrícola del terreno. A este proyecto le bautizo Despommier como granjas verticales, enormes rascacielos en los que cada piso es un invernadero que sirve para cultivar hortalizas de la forma más ecológica posible, es decir,  reduciendo el consumo de agua por la captación de lluvia hasta un 5 % respecto a los cultivos convencionales y con el autoabastecimiento energético por la utilización de placas solares.
Aunque fueron muchos los escépticos que tacharon estos proyectos como "construcciones irrealizables e utópicas" por su elevado coste, las granjas verticales son una realidad, puesto que el año pasado comenzaron las obras para levantar en Linkoping, Suecia, la primera granja vertical del mundo.
El Plantascarper es un edificio en forma de tronco de cono para minimizar al máximo el uso de suelo urbano. Para la iluminación de los cultivos se utiliza una rampa en forma de hélice que consigue disminuir las necesidades de luz de la planta, y las macetas se sitúan en cintas transportadoras situadas en la fachada acristalada para asegurar una correcta iluminación por todos los ángulos de las hortalizas.
Los alimentos que generará este enorme rascacielos son totalmente ecológicos, puesto que utilizan fertilizantes orgánicos, se recicla el agua de lluvia para el riego, y las necesidades energéticas del edificio se obtienen mediante energía eólica, geotérmica, solar y del biogas de ciertos residuos municipales.
Las granjas verticales pueden ser un pequeño freno para el cambio climático, lo que nos demuestra, una vez más, que es en la innovación tecnológica donde se tiene que trabajar para garantizar la sostenibilidad del planeta.