martes, 17 de noviembre de 2015

Solos en la madrugada

Hay momentos en la historia en los que se cambia de rumbo, en los que el mundo se pone patas arriba y toca volver a empezar, levantarse y caminar sin mirar atrás. Si hacemos memoria, o los más jóvenes escuchamos más a nuestros mayores, no hace tantos años vivimos en nuestro país una de esas etapas, después de treinta y siete años de dictadura franquista llegó la transición como aire fresco para los españoles que vivían sumidos en una sociedad cerrada, oscura, carente de libertadas en la que el hermetismo cultural campaba a sus anchas.
Un papel fundamental en la difusión de los nuevos cambios sociales lo tuvo la radio y la televisión. En la película "Solos en la madrugada" José Luis Graci quiso homenajear esa radio nocturna que acompañó durante esos inciertos años a un montón de almas confusas que aceptaban poco a poco con recelo y miedo los primeros cambios de una sociedad democrática.
La película se centra en la vida del locutor José Miguel García Carande periodista de éxito cuyo programa radiofónico sobre confidencias nocturnas es líder de audiencia. El contenido del programa refleja en gran medida los sentimientos del protagonista, inmerso en una profunda soledad víctima de cambios y vaivenes en su vida que no logra entender, pero también refleja el sentir de una sociedad que se enfrenta por si misma a una vida llena de libertades que poco a poco tiene que asimilar dejando atrás un oscuro pasado.
Lo que más llama la atención son los monólogos del protagonista que invitan a la reflexión de oyente, es así como nació un nuevo periodismo dedicado a curar la soledad de sus oyentes y a guiar de alguna forma sus conductas a la hora de enfrentar sus problemas, en esta línea aparecieron después programas como el consultorio de Elena Francis o el más que conocido Hablar por hablar.
Os dejo un enlace del monólogo final que dice mucho lo que fue el pensar de esa época y lo que fue la llegada de la democracia y sobre todo la llegada de la libertad en este país. Último monólogo de la la película.






No hay comentarios:

Publicar un comentario